eco

El eco

el reflejo de nuestras accionesUn niño y su padre van caminando por las montañas.
De repente, el hijo se cae, se hace daño y grita: “AAAhhhhhhhhhhh!!!”
Para su sorpresa, escucha una voz desde algún lugar de la montaña, que repite: “AAAhhhhhhhhhhh!!!”
Movido por la curiosidad, grita: “¿Quién eres?”
Recibe por respuesta: “¿Quién eres?”
Irritado, el hijo grita: “¡Cobarde!”
Recibe por respuesta: “¡Cobarde!”
Mira a su padre y le pregunta: “¿Qué está pasando?”
El padre sonríe y dice: “Hijo mío, presta atención.”
Entonces, grita a la montaña: “¡Te admiro!”
La voz responde “¡Te admiro!”
De nuevo, el padre grita: “¡Eres un campeón!”
La voz responde: “¡Eres un campeón!”
El niño está sorprendido, pero no comprende.
Entonces el padre le explica: “La gente llama a esto ECO, pero realmente esto es VIDA. Te devuelve aquello que dices o das. Nuestra vida es simplemente el reflejo de nuestras acciones.”

Autor desconocido